alquimia el arte de la transformacion

Publicado en por paheba

La alquimia el arte de la transformación

Hay un mago dentro de cada uno de nosotros, un mago que lo ve y lo sabe todo.

El término " spagyria " acuñado por el propio Paracelso sobre los términos griegos SPAO (disolver) y AGEIREIN (reunir), nos lleva directamente al apotegema fundamental de las ciencias nacidas del paradigma chémico o egipcio: SOLVE ET COAGULA, esto es: "disuelve y coagula ", imperativos que definen los dos estados polares de la materia desde una apreciación " di-mensional ", estados a los que se da el nombre de SULFUR y MERCURIUS, sin que tengan, por cierto, relación de parentesco alguna con sus homónimos químicos ( azufre y mercurio).

Podríamos definir al MERCURIUS como al máximo estado de disolución a que tiende el SULFUR, y a este, por su parte, como al máximo estado de coagulación o densidad a que tiende el MERCURIUS. Como puede adivinarse, ambos polos extremos conforman un todo dinámico representado en el simbolismo hermético con el "ouroboros " o serpiente que se muerde la cola ( " qui caudam suma vorabit "). Una misteriosa fuerza a la que los alquimistas llaman " spiritus mundi ", "Espíritu universal ", " Baraka ", " Ruh ", o simplemente " dynamis ", empuja irremediablemente al estado SULFUR, llegado al máximo de coagulación posible, hacia la disolución, hacia la pérdida paulatina de toda cohesión, hacia el Caos. Esta entropía empero, se halla compensada por un proceso contrario que anida en lo más íntimo del proceso mercurial y que se comporta como el principio de coagulación. Si al extremo mercurial le llamamos MUERTE, al extremo sulfúreo lo identificaremos con el NACIMIENTO, de modo que cada uno de los polos presenta en lo más íntimo de su naturaleza una irresistible querencia hacia el otro.

Podría decirse sin herir a la verdad que en el seno del MERCURIUS habita el germen del SULFUR y que en el corazón del SULFUR se halla el germen del MERCURIUS, ley universal expresada en el símbolo del " Andrógino " que explica toda la dinámica de la Creación, y, que en el caso del drama humano, se traduce en la certeza de que Vida y Muerte forman parte de un único y necesario proceso, de una cadencia, de una simetría dinámica impuesta por el Espíritu Universal desde el principio de los tiempos.

Los estados extremos que acabamos de definir, se completan con un tercer elemento al que Basilio Valentín dio el nombre de SAL. El estado salino es por definición un estado intermedio entre el SULFUR y el MERCURIUS. Entre el estado mercurial que supone el agua frente a su natural sulfur que es la nieve, el granizo representaría al estado salino. Tiene además la SAL la propiedad de detener temporalmente ( y de hecho solo en apariencia), la dinámica del Espíritu Universal apresándolo en una red o malla cristalina. El fenómeno de la cristalización fue por eso estudiado con especialísimo interés por espagíricos y alquimistas, habida cuenta de que suponía por una parte un instrumento natural capaz de frenar la entropía y por tanto capaz de alargar la salud y la vida física ( la observación de la conservación de alimentos por salazón confirmaba esta hipótesis) y por otra un modo de manipular informaciones energéticas altamente sutiles e incluso de atrapar, disponiendo de la red cristalina adecuada, al mismísimo Spiritus Mundi. 

Comentar este post

Rosemunde y Fragarí 02/13/2012 19:37


 


Felicitaciones por su interés en la Alquimia Interior


Todos los secretos de la ALQUIMIA
de Hermes y de los Faraones
según las revelaciones de un Adepto verdadero
Por primera vez en más de 40 siglos



Reciben la Invitación para visitar
La Alquimia del Adepto VITRIOL
http://www.adeptovitriol.esforos.com/


 


Saludos cordiales


Rosemunde y Fragarí