equinoccio

Publicado en por paheba

 Inicio   H. norte   H. sur   Días duración   Inclinación 
 20-21 Marzo   Primavera   Otoño   92,9   0º 
 21-22 Junio   Verano   Invierno   93,7   23,5º Norte 
 23-24 Septiembre   Otoño   Primavera   89,6   0º 
 21-22 Diciembre   Invierno   Verano   89,0 

 23,5º Sur 

 

Hoy precisamente, celebramos el equinoccio de otoño en el hemisferio norte y el de primavera en el hemisferio sur

Mientras la Tierra se mueve con el eje del Polo Norte inclinado hacia el Sol, el del Polo Sur lo está en sentido contrario y las regiones del primero reciben más radiación solar que las del segundo. Posteriormente se invierte este proceso y son las zonas del hemisferio boreal las que reciben menos calor.

Las variaciones se deben a la inclinación del eje terrestre. Por tanto, no se producen al mismo tiempo en el hemisferio Norte (Boreal) que en el hemisferio Sur (Austral), sino que están invertidos el uno con relación al otro.

image001

En los equinoccios, el eje de rotación de la Tierra es perpendicular a los rayos del Sol, que caen verticalmente sobre el ecuador. En los solsticios, el eje se encuentra inclinado 23,5º, por lo que los rayos solares caen verticalmente sobre el trópico de Cáncer (verano en el hemisferio norte) o de Capricornio (verano en el hemisferio sur).

A causa de la excentricidad de la órbita terrestre, las estaciones no tienen la misma duración, ya que la Tierra recorre su trayectoria con velocidad variable. Va más deprisa cuanto más cerca está del Sol y más despacio cuanto más alejada.

Por esto, el rigor de cada estación no es el mismo para ambos hemisferios. Nuestro planeta está más cerca del Sol a principios de enero (perihelio) que a principios de julio (afelio), lo que hace que reciba un 7% más de calor en el primer mes del año que no a la mitad de él. Por este motivo, en conjunto, además de otros factores, el invierno boreal es menos frío que el austral, y el verano austral es más caluroso que el boreal.

stonehenge-2


los días del equinoccio -Marzo 21 y septiembre 23-, eran de los más importantes en la vida de los mayas, pues marcaban en la primavera el ciclo de preparación de la tierra (quemas) para estar a tiempo cuando Chaac, el dios de la lluvia, empezara a regalar las primeras gotas de agua que, al humedecer la tierra, la dejaban lista para germinar las semillas de maíz que las manos del hombre dejaran caer; y en septiembre, el período en que el fruto de la gramínea, ya maduro, estará próximo a recolectarse.

    En la historia de la humanidad se ve que siempre los que tienen más conocimientos han dominado al resto de la población y los Mayas no fueron la excepción. Los arquitectos-ingenieros que se encargaron del diseño y la construcción de esos históricos edificios, pusieron su ingenio, su capacidad, al servicio de los caciques, supremos sacerdotes o el "Halach Uinic"

 

Etiquetado en astrologia

Comentar este post