estados de conciencia

Publicado en por paheba

http://4.bp.blogspot.com/_Pvuexh7J1Cs/TKbwQHRhAII/AAAAAAAAC24/00HSDwmdj6w/s1600/silkpainting.jpgSegún los Vedas, existen siete estados de conciencia posibles, pero la mayoría de las personas experimenta solo tres: el sueño, la vigilia y el onirismo.

Deepak Chopra está convencido que con el tiempo se podrán llegar a comprender los estados expandidos de conciencia y los fenómenos como la sincronicidad, la telepatía y la clarividencia; y el saber sobre las vidas pasadas será aceptado.

Los siete estados de conciencia que proponen los Vedas, permiten evidenciar la sincronicidad y nos conducen a la iluminación.

El primer nivel es el sueño profundo en que existe cierta conciencia, podemos responder a estímulos, pero la percepción está disminuida.

El segundo es el onírico. En esta experiencia, estamos más lúcidos y más atentos, podemos tener experiencias, ver imágenes, escuchar sonidos e inclusive pensar. Todo parece muy real durante el sueño onírico pero cuando despertamos nos damos cuenta que su realidad es limitada.

El tercer estado de conciencia es la vigilia, cuando estamos despiertos, que es muy diferente a los estados de sueño profundo y onírico.

El cuarto estado de conciencia es cuando logramos asomarnos al alma y sentimos que trascendemos y nos ponemos en contacto con el observador que tenemos dentro.

Este estado se logra con la meditación, cuando podemos penetrar en los intervalos entre los pensamientos, dando lugar esta experiencia a la expansión del yo, que produce además efectos fisiológicos benéficos, como el descenso del nivel de cortisona y adrenalina en sangre, la reducción del estrés, la disminución de la presión sanguínea, el fortalecimiento del sistema inmunológico y la modificación de la actividad cerebral. Es en este estado de conciencia en que se comienza a ver la sincronicidad.

http://3.bp.blogspot.com/_Pvuexh7J1Cs/S8r-9_pXinI/AAAAAAAACO8/kuMDIFf4od0/s200/om_mantra.gifEl quinto es el estado de conciencia cósmica, que se extiende más allá de todo y se siente que se forma parte del Espíritu universal. Somos conciencia individual y conciencia cósmica a la vez y se comienza a manifestar la sincronicidad, se eleva el nivel de conciencia y se incrementa la intuición y la creatividad.

El mismo registro de ondas cerebrales que produce este estado de conciencia cósmica se puede mantener en otras actividades, por ejemplo, cuando realizamos un deporte, en una competencia, trabajando en la oficina, etc.

El sexto estado es la conciencia divina, cuando no solo se siente el espíritu total en uno sino que lo vemos en todos los seres, las plantas, las piedras y en todos los objetos y hace posible la comunicación con ellos. Este estado no suele ser permanente, se entra y se sale de él, sólo los grandes profetas pueden vivir en permanente estado de conciencia divina.

El séptimo estado es la conciencia de unidad o la iluminación, cuando el espíritu del observador y lo observado forman un todo, y vemos el mundo como una extensión y proyección de nosotros mismos, sin diferenciación yo – no yo.

En este último estado, son posibles los milagros y podemos acceder al reino infinito de las posibilidades, trascender la vida y la muerte y ser espíritus puros.

Para lograr estos estados elevados de conciencia hay que practicar, en primer lugar la meditación.

En segundo lugar, hay que aprender a interpretar los mensajes codificados provenientes del interior de uno mismo, observar las intuiciones y los sueños lúcidos, los cuales se pueden modificar mientras los vemos.

En tercer lugar, hay que favorecer la comunicación a nivel del espíritu y no del Ego.

Lo que acelera este proceso es el abandono del control, la despreocupación y la necesidad de aprobación.

En cuarto lugar, hay que leer siempre la misma oración, que adoptará nuevos significados y provocará nuevas experiencias.

Fuente: “Sincro Destino”, Deepak Chopra

Comentar este post