PARTZUFIM Y SEFIROT

Publicado en por paheba

PARTZUFIM Y SEFIROT

Los partzufim son entidades unificadas y colectivas que tienen la capacidad de obrar recíprocamente. No puede existir nada que no sea un partzuf. De hecho, la realidad es una interconexión infinita e inacabable de partzufim. El equivalente español más próximo a la palabra partzuf es el concepto alemán de gestalt, que se define como: una estructura de elementos espirituales tan integrados como para constituir una entidad íntegra y coherente cuyas propiedades no se derivan de la suma de sus partes. http://neptune.podbean.com/image-logo/0/5693_logo.jpg
Los partzufim obran recíprocamente uno con otro, así como toda parte de toda entidad íntegra es por sí misma una entidad íntegra que tiene sus propias partes. En este sentido, un partzuf es una entidad íntegra y esencial de una realidad holográfica - que por sí misma forma parte de otra entidad íntegra superior a ella - y esencialmente es una entidad íntegra dentro de otra entidad íntegra dentro de otra ad infinitum.
Sin embargo, cuando se analiza la naturaleza de esta entidad íntegra, o partzuf, se ve que se compone de diez partes interconectadas, sin las cuales la entidad íntegra no existiría. Por supuesto, si cada una de estas partes se aislase de las otras, sería por sí misma una entidad íntegra compuesta de la interconexión de diez partes. Estas partes interconectadas de la entidad íntegra se llaman sefirot.
Al hablar de sefirot nos referimos siempre a la parte particular de la entidad íntegra en cuestión. "Hay diez sefirot, y no nueve, ni once," como declara el Sefer Yetzirá, porque cada partzuf ha de tener su parte superior, su parte media y su parte inferior, así como su derecha, izquierda y centro. La parte superior derecha es jojmá-sabiduría; la parte superior izquierda es biná-entendimiento, y la parte superior central es daat-conocimiento. La parte media derecha es jesed-bondad; la media izquierda es guevurá-reserva; y la media central es tiferet-armonía. La parte inferior derecha es netsaj-dominio; la inferior izquierda es hod-empatía, y la inferior central es yesod-fundamento.http://www.wildriverreview.com/3/images/art-to_kabbalah.jpg
La décima sefirá que da cohesividad a las nueve sefirot puede ser una de dos posibilidades: sea keter-corona cuando el partzuf o entidad íntegra está conectado a otro partzuf por encima de él, sea maljut-reino cuando está conectado a otra entidad íntegra bajo la primera. Sin embargo, a veces, las diez sefirot del partzuf son keter, jojmá, biná en la parte superior, jesed, guevurá, tiferet en la parte media, y netzaj, hod, yesod, en la parte inferior. En este caso, maljut es la décima, ya que daat se manifiesta como un nexo de unión entre los lados interiores de jojmá y biná, y no como una sefirá distinta.

Un equivalente físico al concepto de partzuf es el hombre: aunque el cuerpo humano consta de diferentes partes, es sin embargo una entidad íntegra coherente, y no sólo una serie de partes del cuerpo. Si analizaramos al hombre como partzuf, diríamos que su cabeza corresponde a jojmá-sabiduría, biná-entendimiento, y daat-conocimiento; su brazo derecho es jesed-bondad; su brazo izquierdo guevurá-reserva; su tórax o corazón es tiferet-armonía; su pierna derecha es netsaj-dominio; su pierna izquierda es hod-empatía, y su órgano sexual es yesod-fundamento. Como está conectado a su Creador por encima de él, es keter-corona en su cabeza la que le da realidad.http://www.oceanparkoes.org/images_sa_blog/tree.jpg
Asimismo, el concepto del Zohar de "misterio," se refiere a la interpretación esotérica de un versículo que revelará el partzuf-gestalt completo de este versículo, es decir, la integración de todos los niveles de entendimiento tras de este versículo. Un partzuf-gestalt alcanza la realización cuando adquiere la capacidad de recibir la energía Divina que viene de arriba así como de transmitirla hacia abajo.
La idea de que las sefirot son poderes independientes de toda entidad íntegra o partzuf, es una noción errónea. Rabí Kaplan (z"l) comentó al respecto:

Aunque Dios ha creado ciertas sefirot a través de las cuales se relaciona con nosotros, son éstas similares a los cables de un teléfono. Al llamar a un presidente, no les presentamos respeto a los cables del teléfono, a pesar de que son instrumentos para la recepción del mensaje.

En la etapa inicial de la Creación, las sefirot eran entidades fragmentadas que se centraban en partes específicas de una entidad íntegra. En la segunda etapa de la Creación, las sefirot individuales se unieron para formar cinco entidades íntegras, o partzufim.

Keter-corona se vuelve un partzuf que simboliza la merced Divina sin mitigación. Keter es la interfaz entre En sof, el Creador y la Creación.
Jojmá-sabiduría se convierte en un partzuf que simboliza las Fuerzas Masculinas de la Creación. La Creación comienza al nivel de jojmá.
El término "masculino" en Kabalá expresa la acción de dar, mientras que "femenino" indica la capacidad de recibir.
Biná-entendimiento se vuelve un partzuf que representa las Fuerzas Femeninas de la Creación.http://kehot.com.ar/media/catalog/product/cache/1/image/5e06319eda06f020e43594a9c230972d/t/e/tehilim-salmos-hebreo-bolsillo-keter-tora_l.jpg

Keter-corona representa la voluntad de Dios y constituye el propósito Divino de la Creación, la de beneficiar al hombre con el bien fundamental, apegándose a Dios mismo por sus propios esfuerzos. Nos es imposible profundizar en el propósito Divino de la Creación porque así como Dios es infinito, así también lo es Su voluntad, y queda más allá del entendimiento humano.
La voluntad Divina representada por keter funciona de dos modos distintos. Uno de ellos está por encima de las leyes y la lógica de la Creación y puede obrar sin referencia a ellas. En el segundo aspecto de keter, la voluntad de Dios actua a través de las leyes y la lógica de Su Creación.http://www.agdei.com/Image21.gif
Jojmá-sabiduría representa los componentes originales de la Creación, mientras que biná-entendimiento constituye todos los detalles pertinentes a la Creación, inclusive la lógica y las leyes bajo las cuales se correlacionan los elementos que se integran en los componentes originales.
A nivel de jojmá, la cualidad de rajamim-compasión que proviene de keter es incondicional. Si una compasión incondicional penetrase en los mundos inferiores, ya no podría el hombre lograr el bien fundamental. Por lo tanto, las siete sefirot inferiores introducen un sistema de juicio en el que el hombre recibe su recompensa así como la pena merecida, para permitirle superarse y alcanzar el bien fundamental.

Las seis sefirot - jesed-bondad, guevurá-reserva, tiferet-armonía, netsaj-dominio, hod-empatía y yesod-fundamento - constituyen un partzuf que representa las Fuerzas Masculinas de Providencia Divina.
La sefirá jesed significa literalmente "bondad". Los conceptos de ahavá-amor y de jesed-bondad se originan en la misma raíz celestial. En este mundo, la sefirá jesed se manifiesta como amor.

Maljut-reino es una sefirá femenina en el sentido que la iluminación se procesa dentro de ella de un modo similar al proceso de gestación en una hembra. Ninguna sefirá puede tener efecto en los mundos bajo el de Atzilut-Cercanía, hasta que se combine y se integre con las demás en la exacta proporción requerida por los mundos inferiores.http://2.bp.blogspot.com/_crtgCqA4K_k/TJZJOPuJIuI/AAAAAAAAAHw/5nn7iqdGJtk/s1600/Expansiones+del+Tetragramaton.bmp
Maljut-reino no tiene luz propia; es un recipiente perfecto que recibe la iluminación de todas las sefirot que están por encima de ella. Cada una de las sefirot la infunde con la luz que la caracteriza, y están todas incluidas en ella. Sin maljut-reino, las Fuerzas Masculinas de la Providencia Divina se difundirían, cada una en su propia dirección, incapaces de cooperar la una con la otra. A medida que maljut-reino las recibe, las integra en un entidad íntegra unificada. Maljut simboliza las Fuerzas Femeninas de la Providencia que permiten al hombre recibir la energía luminosa que le llega de las Fuerzas de Providencia Masculinas.

 

 


Comentar este post