plano astral

Publicado en por paheba

PLANO ASTRAL

Características generales del segundo plano, o plano astral:

Muchos de sus habitantes tiene la maravillosa propiedad de mudar de forma con protéica rapidez y de fascinar a los que escogen para divertirse con ellos.

La visión del mundo astral es muy diferente y mucho más amplia que la visión física. En el plano astral se ven los objetos de todos lados a la vez, y el interior de un sólido es tan visible como la superficie.

El escenario de estos planos es el mismo y mucho más que el de la tierra porque cuando desde ellos observamos por medio de los sentidos astrales, hasta los objetos puramente físicos presentan muy diferente aspecto... por lo que aún los objetos más familiares pueden parecer al principio totalmente desconocidos.

Por otra parte, se ha de tener presente que en circunstancias ordinarias, la generalidad de los habitantes del mundo astral, tanto humanos como elementales, sólo perciben los objetos astrales, pues para ellos la materia física es tan invisible como lo es la materia astral para la mayoría de la humanidad terrena.

Habitantes humanos del plano astral:

Éstos se dividen en encarnados y desencarnados, dependiendo si tienen cuerpo físico o ya no lo tienen. Esto es si están vivos o muertos en el plano físico.

Encarnados

Los humanos encarnados pueden visitar voluntaria o involuntariamente el plano astral durante sus sueños o meditaciones.

Desencarnados

La vida en el plano astral de los humanos desencarnados varía, pues aunque algunos permanecen allí sólo unos cuantos días, otros están muchos años o aún siglos.

Todo ser humano ha de pasar después de la muerte física por todos los subplanos del astral en su camino hacia el plano mental, aunque no se sigue de ello que haya de ser consciente en todos ellos.

La permanencia del alma en cualquier subplano del astral está precisamente en relación a la cantidad de materia que de dicho subplano contiene su cuerpo astral. Cuando al morir el cuerpo físico pasa el hombre al mundo astral, las desintegradoras fuerzas de la naturaleza comienzan a actuar sobre su cuerpo astral hasta liberar al alma de él.

En el ínfimo subplano del astral sólo permanecen los individuos que durante su vida terrena alimentaron pasiones siniestras y deseos brutales.

Si el individuo ha sido durante su vida terrena enteramente espiritual, su cuerpo astral será tan sutil que atravesará en rápida ascensión todos los subplanos del astral y despertará conscientemente en el plano inferior del mundo celeste o plano mental.

Habitantes no humanos:

La esencia elemental perteneciente a nuestra evolución

Para comprender la evolución elemental es necesario tener en cuenta que se efectúa en el arco descendente y por lo tanto progresa hacia la completa caída en la materia que acontece en el reino mineral, de suerte que para la esencia elemental el progreso significa descenso a la materia, en vez de ascenso a los planos superiores.

Cuando una porción de esencia elemental permanece durante algunos momentos sin que la afecten extrañas influencias (lo que dicho sea de paso, raramente se realiza), carece de forma definida, aunque su movimiento es todavía rápido e incesante; pero a la más mínima perturbación provocada acaso por alguna pasajera corriente mental, asume una desconcertante confusión de móviles y siempre cambiantes formas que surgen y desaparecen con la rapidez de las burbujas en la superficie del agua hirviente.

Estas evanescentes formas, aunque generalmente asumen las de seres vivos de alguna especie, humana o no, son manifestación de la existencia de separadas entidades en la esencia elemental a manera de las cambiantes y múltiples ondas que levanta una turbonada en las ondas de un tranquilo lago. Parece como si fueran meros reflejos del basto océano de luz astral, pero tienen cierta relación con la índole de la corriente mental que las pone en existencia, aunque casi siempre con alguna grotesca distorsión y espantable o repugnante aspecto. Se trata del resultado producido por la corriente de frívolos y medio involuntarios pensamientos emitidos por el cerebro de las gentes.

Al considerar cuán bajo de nivel es aún el pensamiento colectivo de la humanidad no es extraño que el hombre coseche lo que sembró; y así la esencia elemental que careciente de la facultad de percepción, recibe ciegamente y refleja cuanto sobre ella se proyecta, denota generalmente hostiles características.

Todo neófito lo sabe por experiencia, pues en la mayor parte de los casos su primera impresión al visitar el plano astral es la presencia en su alrededor de una numerosa hueste de protéicos espectros que hacia él avanzan en actitud amenazadora, pero que siempre retroceden o se desvanecen sin hacer el menor daño, si se les da en rostro valerosamente.

 

 

 

 

 

 

 

 


Etiquetado en videos

Comentar este post

kyriaki 12/10/2012 17:29



Iníciese en el Conocimiento Esotérico. Descubra el Mundo Astral http://bit.ly/NxLYS8