Notas sobre Arqueometría

Notas sobre Arqueometría

Por el Dr. Serge Raynaud de la Ferrière

Todos los poderes involutivos se unen a Dios el Creador, por medio de la letra "Yod" (valor 10), letra común al Padre y al Hijo, para pronunciar el nombre del Padre de la Vida manifestada por su Verbo (ninguno viene al Padre sino por mi, decía el Cristo Jesús).

 El Arqueómetro dice, ontológicamente que la vida produce el organismo que la manifiesta y no al contrario. Que ella es la organizadora según la condición específica de los seres y de los medios materiales.

 Recordemos para aquellos que no conocen el aparato que sobre la rueda zodiacal, vienen a yuxtaponerse 4 triángulos cuyas doce puntas en total vienen a tocar la circunferencia en las 12 otras posiciones en la cual, están inscritos los signos arqueométricos de formas, de número, de letras sánscritas y hebraicas.

 Un primer triángulo llamado "tierra de los vivientes" toca los 3 signos del zodíaco: Toro, Virgen, Capricornio (elemento tierra) es el trián­gulo llamado de Jesús y simbolizado por las letras: I-Sh-O.

 El segundo triángulo caracterizado por los signos Escorpión, Peces, Cáncer (elemento agua) es llamado de las "aguas vivas", ese es el origen y la emanación temporal de los seres, ese triángulo de María es simbolizado por las letras Ma-Ri-Ha.

 El tercer triángulo llamado de los "Ángeles" reposa sobre los signos: Gemelos, Balan­za, Acuario (elemento aire), ese triángulo del Éter está simbolizado por las letras: La-Ka-Za.

 En fin, el cuarto triángulo, llamado aquel del "cordero" toca a los tres signos zodiacales: Cordero, León, Sagitario (elemento fuego), esos triángulos del Fuego Viviente está simbolizado por las letras: H-U-Th.

 Esos 4 triángulos (doble "Sello de Salomón") dan las informaciones tanto sobre los colores, como sobre las notas de música, las formas tipos, etc... Nosotros nos limitaremos a un rápido análisis de las letras, formando raíces a las características bien definidas por el mecanismo numerológico. A veces, aun la idea va todavía más lejos, puesto que aún sin hacer intervenir el proceso de puesta en número, la palabra misma define las unidades. 

 

Por ejemplo hemos citado el término "Ka-ba" al cual podríamos agregar aún como documentación que "Kal" en las lenguas ancianas significa el tiempo, "kalpa" en viejo sánscrito podía querer decir formación, pero es la duración de 1000 revoluciones de los Yugas. El "kal" entre los Mayas es el equivalente de 20 unidades (I kal= 20 Hun), "Kabal" es también un nombre maya, equivalente de 1.600 Hun (esos son 20 Pik) "Kala" es también el tiempo y en Yoga eso se comprende siempre por sucesión de instantes que aparece en la felicidad Suprema, No-dual, Indivisible.

 


Recordemos brevemente los elementos primordiales con las letras del gran círculo del aparato. "I" y su opuesto "R" (correspon­diendo respectivamente a los signos de la "Virgen y de los "Peces"),  de la raíz sánscrita "Ira" (palabra o divinidad de la palabra) "L" o "La" o "Lo": el Rey de los Cielos, el Maestro del Swarga o Paraíso, es Indra, es uno de los doce Adityas y también el Maestro Interior, el Alma, la Conciencia (en hebreo: "Lekh-Lekha"= entra en ti mismo, es Dios apareciendo a Abraham que, queriendo instruirse recibió ese consejo "conócete a ti mismo" - " sal de tu personalidad"; acordémonos también del "Logos" griego, etc.).

 "Mo" raíz de "Mox" y de "Moxa"= salvación, liberación de los lazos corporales y de la miseria de la vida. (Recuérdese que los "moxas"' son en acupuntura china el toque rápido con un cuerpo candente así como el mismo cuerpo candente, siempre una técnica en todo caso de calmante de los males).

 Correspondiente al signo de Sagitario, encontramos la "W" o "Wz" que da también "Uz" o "Us" (en Veda): el ardor y el esplendor luminoso (Ushat en las Indias es la Divinidad de la aurora, ella preside el alba; Ushana es el planeta Venus que preside al Viernes "dies veneris"; Uzume= diosa de la danza en el Japón).

 "Phe" o "Pa" es el poder que gobierna. Cuanto a "KT" es preciso descifrarlo por "K"= el Alma, y "T" la Ambrosía, la esencia inmortal. ("Ka"= doble o cuerpo astral entre los egipcios; "Kha" es el elemento "Éter" entre los hindúes; pero, es aún el alma de todas las cosas sagradas, que ese "K" equivaliendo casi a veces la "H" dicha de comando, como lo hemos ya analizado estudiando las raíces de numerosas palabras de la lengua maya-quiché: K-ti, ka-tu, kat-bi= la Luna en lengua miskito, en chorti, en arawak).

 El "Tem" es el principio divino de los egipcios; es aun el "Tei" de la trilogía Taoísta, o el "Tat" sánscrito, pasaremos sobre el "Tav" hebreo o el "Tau"  iniciático para recordar sola­mente que Dios en greco, es "Theos" y que la raíz hebraica "TA" expresa toda idea de brotamiento, de aquello que causa la refracción luminosa (valor 18).

 Por inversión (de "J-R", "La", "Mo", "Wz", "Phe", "K-T") tendre­mos que presentar : RI o RY y Ra: como en Raja (rey), reinar, ser.

 AL o EL: contener en hebreo, glorificación, exaltación.

 OM: el célebre bija-mantram (AUM). En el gran círculo arqueométrico, esas letras reposan precisamente en equilibrio entre los signos Toro y Escorpión así como ese "dharani" (silaba-germen) que simboliza la transmutación de las fuerzas materiales (elemen­to "tierra" del Toro) en poder espiritual (elemento "agua" materia plástica de ese doble signo zodiacal Escorpión-Águila) y que caracteriza un poco como el alma de Kundalini en el mecanismo Yoga.

 Zw o Swa: los bienes (a mencionar el "Zen" y la "Swástica").

 Eph: en hebreo es aquello, que cubre, protege. Es una garantía, seguridad.

TaK: en hebreo es soportar, sostener; en caldeo: asiento, trono. (En japonés "Takai" es "alto"; "Tiko" es el destino en chino, "Tiki" significa azar en egipcio; "Tika" era la suerte en la Roma Antigua.)

 El ángulo inicia del triángulo de Jesús, transito sobre el signo de la Virgen con el mercurio como dominante, y las letras "Yod" y "Tzadé" (Yatza= emisión de la gloria y del esplendor) ("Yap" repetición en silencio del nombre de Dios, "Yukta" = yoghi, maestro de los sentidos e imperturbable; en Zend "Yast", veneración, adoración, "Yesti" significa el acto de adoración, la ejecución de la acción "Yasna". -  "Yaou-Zeb" = quiere decir "pez de Dios" es el nombre de José, padre de Jesús; "Yeschouah" nombre exacto de Jesús (Yeschou Bar Youssef= hijo el Pez de Dios, Profeta de la Era de los Peces).

 El ángulo Norte: tránsito sobre el Capricornio con su residente Saturno (24 de diciembre) del cual salen las letras: Ph-Sh (PoeSha en sánscrito: el mes de diciembre).[1][1]

 "Pa" = Poder; "Pâ" = Salvador - "Sha" = Paraíso; "Sap" = adorar.

 Uniendo el sentido del mundo astronómico a aquel del mundo de la gloria: Al punto inicial del primer mes astronómico, el Poder del Salvador, Rey del Paraíso, se revela a la adoración.

 Se notará que esa punta del triángulo simbolizando el Norte (capricornio) está caracterizada por la letra "Phé" (signo de la palabra y de todo aquello que se relaciona) y precisamente "Pe" en chino significa "Norte" (En Egipto, se dice que "Ptah" creó el huevo universal).

 El tercer ángulo presenta: "O" y "G" = Oga (en veda) = poder que une o que reune, la Fuerza que fecunda y multiplica (en latín "augère" = aumentar) "Oga"; ojas-shakti en sánscrito = energía seminal; "oz" raíz hebraica valor 55, significando la fuerza, en ese sentido también, "O" es el símbolo de Osiris el redentor; en húngaro esa letra significa viejo, anciano, fuerte de su experiencia.

 -"P" o "Ph" valor 80 se relaciona con un triángulo punta hacia arriba, su forma indica que ella regla el trígono del Verbo. Corresponde al poder de Dios actuando por su Verbo. (Color Amari­llo puro, Arcángel Hamiel, es el signo del Capricornio = puerta de Dios en la ciudad, Celeste, Saturno nocturno, la nota es el Si natural cuando se divide la cuerda de Sol en cien y Si-bemol cuando se divide esa nota en 96, número total de las letras zodiacales del primer trígono). (Si-bemol está en relación con el amor divino. En el año litúrgico, corresponde a Pascuas de Resu­rrección: el 22-25 de Diciembre) - "Pa" = el poder que reina y gobierna (sánscrito), "Pha" = manifestación del Verbo por sus equivalentes: luz, sonido, perfume, etc... (en hebreo). - "a-Ph" poder de la palabra, la causa produciendo el efecto (hebreo) - "a-Pa" : el indivisible (sánscrito) - ("Phan" = hablar en lengua anamita.)

 Tenemos también: "I" (Y o J)  que es el Padre; "Sh" (o "Ph") para el Hijo y en fin "O" (o "V") el Santo Espíritu.

 Esa tercera punta del triángulo (del elemento "tierra": Capri­cornio, Virgen y Toro) reposa sobre la letra del nombre de "IHOH", tercera del nombre de Jesús: ISho, segunda de los nombres del Espíritu Santo: ROaH-ALaHIM. Letra conjuntiva, conyugal; "6": la cifra del matrimonio. Color rojo conjuntivo del azul y del amarillo. Nota Fa, Ángel Asmodel, Venus diurna, Ángel Haniel, inteligencia Hegiel, espíritu Nogael. En el año litúrgico corres­ponde a la Ascensión y a Pentecostés. "O" sensibilidad divina. Luz invisible a los ojos carnales, causa de toda sensibilidad (egipciano). ("Va" poder conjuntivo y conyugal y soplo animador. El Espíritu, físicamente: el viento en sánscrito).

 La letra planetaria de Jesús es "Sh" (valor 300), aquí la forma arqueométrica es el triángulo pero con una vertical, esa bisectriz determina el aplomo y el Eje Norte-Sur del Mundo. Hemos visto que su zodiacal era "Ph" (valor 80) es el poder dado a Saturno por el Acto definido. 80 + 300 = 380 los números: 360 y 20) -80 multiplicado por 300 igual 24000 (números de años en el ciclo periódico de los "yugas").

      "Sha" reposo eterno, Paraíso ("aS" el ser existente y presente, significa tierra del Principio y realidad eterna en árabe y en varias lenguas antiguas de Asia).

       En fin, analicemos las letras zodiacales por dos:  "IPh" = manifestación perfecta de Gracia y Belleza (árabe); "PhI" = palabra de Dios (hebreo); "PHI" = boca de Dios (árabe); "PhO" soplo de la boca, la voz, la palabra (sánscrito y hebreo); "PhO" = Luz (Phos), la Voz (Phono) (en griego); "PaVa" = la purificación de las Almas (sánskrito); "OPh" = la manifestación gloriosa (árabe) "Id" = la visión divina (griego).- "Va Pa" = el principio que particulariza, especifica las especies y los gérmenes. La acción de engendrar. Vapurna = Dios engendrado por Dios (sánscrito). "VaJ" = la reintegración en la vía divina, homenaje al poder y a la gloria (védica). "YO" = movimiento remisivo de la Luz Vital -(hebreo).

       Es el Verbo en el Verbo (indisolublemente, indisociablemente unido él mismo a la Vida), que todas las cosas, tanto espirituales como corporales han sido creadas. "In principie erat Verbus (dice San Juan) et Verbum erat apud Deum, et Deus erat verbum... Omnia per ipsum facta sunt et sine ipso factum est nihil quod factum est. In ipso vita erat..." (a estudiar en siríaco arameo).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El arqueómetro es una herramienta que tiene la cualidad particular de servir a todas las artes; es al mismo tiempo la clave de la escala sonométrica del músico, la gama de los colores del pintor, y la clave de las formas del arquitecto.

Este es un instrumento de precisión, organizador cíclico, código relacional de los altos estudios científicos, religiosos y artísticos. Está compuesto de numerosas zonas concéntricas equivalentes, que comprenden desde la circunferencia al centro: una doble zona de grados; una doble zona de letras; una doble zona de números; una doble zona de notas musicales; una doble zona de colores y una doble zona de signos cosmológicos.

Respecto a su utilidad, la patente considera al patrón de alcance práctico. La puesta en escala y la puesta a punto son simplificadas y facilitadas con él, no solamente para las composiciones gráficas, musicales y plásticas, sino para su ejecución por el artista, industrial o ingeniero.

Es indispensable establecer bien esta distinción fundamental, que hace que esta herramienta sintética sea un instrumento, y no una adaptación del todo hecha. No aporta una casa del todo construida, sino un medio de construir muchas conforme a nuevas reglas. Deja a cada artista toda su originalidad, dándole una base científica.

·         En síntesis:
1-Es el mismo para todas las artes;
2-Reintegra todas las artes a una síntesis común;
3-Reintegra todas las medidas a las unidades métricas actuales.

Para darles un ejemplo: En la interpretación filosófica (una de tantas) que Saint-Yves hace de este diseño con forma de sol, dice que lo configura la intersección de cuatro triángulos representantes del fuego, el agua, el aire y la tierra. La reunión de los diversos estados de la materia.

 

 

 

La parte anatómica de muchas ciencias se ha convertido en una simple "sección" del estudio verdadero. Por ejemplo, en el estudio planetario, no existe sino la Astronomía que no es más que su parte analítica, mientras que su parte fisiológica no se toma en cuenta, puesto que la Astrología está considerada por muchos como algo pasado de moda; y por lo que se refiere al panorama sintético de esta Ciencia (la Astrosofía) es totalmente ignorada.

 

    Lo mismo sucede con la Física que ha reemplazado a la Magia, con la Química que ha eclipsado a la Alquimia, con la Teología que se ha impuesto sobre la Teurgia, con la Ciencia Natural hermana degenerada de la Fisiognomía, y con los números, que no son más que expresiones simplistas de las Matemáticas Ocultas.

 

    Podemos considerar cuatro instancias en el proceso dialéctico de la Ciencia de los Astros: Tesis (Astronomía), Antítesis (Astrología), Síntesis (Astrosofía) y Matesis (Arqueometría).

 

    Arqueometría proviene de dos palabras védicas y sánscritas: ARKA - METRA.

    ARKA: significa el Sol, emblema central del sello divino.

    ARK: significa poder de la manifestación, de la existencia, su celebración por la palabra.

    KAR (KRA, KRI): significa crear, cumplir una obra, manifestar una ley, gobernar, es decir: conservar una creación continuándola.

    CREARE: se dice en latín.

    KARA - IM: se dice en dialecto celta irlandés.

    ARKA: es más extenso aún como revelación de los misterios del Hijo, como Verbo Creador por la Palabra. Es la Palabra misma manifestada por Números y Ritmos, es la Poesía del Verbo.

    MATRA: corresponde a la Medida, la Madre por excelencia, la del Principio. Es la Medida-Madre que vive en el Verbo-Dios, como todos sus pensamientos creadores.

    Es quien manifiesta la Unidad de todas las cosas, por la Universalidad de sus proporciones internas.

 

    Con el conocimiento de la Arqueometría todo se aclara y cada cosa viene a expresarse particularmente. Los Druidas, como todos los Iniciados, emplearon la Arqueometría en la constitución de su esoterismo: el conocimiento de esta ley es la puerta abierta a la comprensión de todos los misterios.        

 

 

 

 

El Arqueómetro

 

 

    El Arqueómetro es un instrumento del cual se sirvieron los Antiguos para estructurar su religión basados en las Leyes Cósmicas y en relación con sus fundamentos originales de la más pura esencia. Es el canon del Arte antiguo en sus diversas manifestaciones arquitectónicas, musicales, poéticas o teogónicas. Es el cielo que habla: cada estrella, cada constelación, viene a ser una letra, una frase o un Nombre Divino que da nueva luz a las tradiciones de todos los pueblos. Es un léxico universal condensado en una veintena de significaciones esenciales que son como la clave del lenguaje. Los 360 grados del círculo que forma el Arqueómetro son otras tantas tonalidades espectrográficas o vibraciones de sonometría, y al mismo tiempo, el patrón de medidas y formas para la arquitectura.

 

    El Arqueómetro es una traducción material del Verbo, en forma, color, perfume, resonancia y gusto. Es una figura síntesis de forma circular, dividida en zonas concéntricas que contienen las correspondencias de nombres, letras, notas zodíaco, planetas, alfabetos (vatán, hebreo, latín, samaritano, caldeo, asirio), vibraciones en correspondencia, como un patrón métrico que forma la sonometría y que puede servir de regla para las proporciones estéticas de todos los trazados gráficos.